3  sopas medicinales de otoño

3 sopas medicinales de otoño

El otoño anuncia su llegada y trae los primeros fríos. Las bajas temperaturas nos hacen más propensos a contraer enfermedades e infecciones como gripes y resfriados.
 
Por ello que las sopas son uno de los platos estrella del otoño, clave en la prevención de afecciones en vías respiratorias.
 
No sólo ayudan al cuerpo a entrar en calor, son hidratantes y muy ricas en nutrientes. Son perfectas para proteger y fortalecer al sistema inmunológico.
 
Esta atento porque estos días iré publicando las recetas de sopas medicinales. ¡Coméntame cual te gusta más :)!
 
La primera receta:
 
 
 
 
 

SOPA MEDICINAL DE CEBOLLA Y AJO
La sopa de cebolla y ajo es una receta perfecta para aumentar las defensas de cualquier persona.

Con ello aumentaremos nuestras defensas y se aliviarán síntomas gripales o de resfriados.

La receta de la sopa de cebolla y ajo es muy fácil de preparar y se puede consumir en grandes cantidades.

Ingredientes:
Cebollas.
Zanahoria.
Ajo.
Nabo blanco pequeño.
Caldo vegetal (570 ml) (opcional)
Una pizca de mostaza en polvo.
Laurel.
Aceite de oliva (30 ml).
Pimienta.
Sal.

Preparación
-Corta 3 cebollas finamente.
-Pela 2 dientes de ajo y machácalos un poco con un mortero.
-Lava la zanahoria y el nabo, pélalos y córtalos en trozos.
-En una cacerola, calienta un poco de aceite a temperatura baja.
Añade las cebollas, la zanahoria, el ajo y el nabo blanco cortados.
Rehogar la verdura a fuego lento, para que se vaya dorando poco a poco.
-Añade un poco de sal y pimienta. A gusto.
-Pasados unos minutos, pon la hoja de laurel, la mostaza y el caldo vegetal.
Remover bien, de manera que todos los ingredientes se vayan mezclando.
-Dejar hervir a fuego lento durante 20 minutos, con la olla tapada. De esta forma, los aromas y propiedades se concentrarán.
-Una vez finalizado el proceso, retirar la hoja de laurel. También se puede retirar la zanahoria o dejarla en la presentación final, según el gusto personal.
-Rectificar el punto de sal y pimienta.

Los beneficios de la cebolla y el ajo son muchos entre los más importantes son para  reforzar el sistema inmunitario. Aportan defensas y previenen frente a posibles infecciones o enfermedades.

Vamos a ver algunas de las propiedades que tienen cada uno de estos alimentos.

Propiedades de la cebolla
Actúa como antiinflamatorio natural.
También tiene propiedades antibióticas y antibacterianas.
Combate los parásitos intestinales que se encuentran en el organismo.
Limpia el cuerpo de toxinas.
Estimula la digestión. Previene la hinchazón y el estreñimiento.
Aumenta la cantidad de colesterol bueno (HDL) y elimina los excesos de colesterol malo (LDL).
Funciona como expectorante. Es conocido el efecto reparador que produce la cebolla para paliar los cuadros de tos intensa y ayuda a despejar las vías respiratorias.
Reduce síntomas de resfriados, gripes y tos, proporcionando alivio.

Propiedades del ajo
Actúa como antiinflamatorio y antibiótico natural.
Tiene propiedades antisépticas y antibacterianas.
Ayuda en la eliminación de sustancias tóxicas y metales pesados en el cuerpo. Es decir, que ayuda a desintoxicar el organismo.
Ayuda a reducir el colesterol malo (LDL).
Es muy bueno para el sistema respiratorio. Funciona como expectorante de forma parecida a la cebolla.
Mejora problemas relacionados directamente con el hígado.
Bueno para el sistema gastrointestinal.
Alivia poderosamente la artritis.

Deja una respuesta